Comunidades de Vecinos

La videovigilancia en una Comunidad de Vecinos es la instalación de cámaras en los elementos comunes del edificio que nos permita mejorar la seguridad dentro del mismo.

Este tipo de instalaciones y servicios de seguridad son cada día mas demandados, pero la Comunidad debe conocer que tipo de instalaciones y seguridad son los mas adecuados, así como aspectos del derecho administrativo que regulan dichas instalaciones.

Se debe compatibilizar siempre seguridad y vigilancia con los derechos fundamentales, particularmente con el derecho a la protección de datos y el derecho a la propia imagen.

 

Para garantizar los derechos de las personas cuyas imágenes son tratadas por medio de la videovigilancia la Agencia de Protección de Datos publicó la instrucción 1/2006.

Esta instrucción se aplica al tratamiento de imagenes de personas físicas identificadas o identificables con fines de vigilancia a través de sistemas de cámaras y videocámaras, entendiendo por tratamiento no sólo la grabación sino también la captación, transmisión conservación y almacenamiento de imagenes, incluída su reproducción o emisión en tiempo real.

 

Todos los sistemas de vigilancia deben cumplir tres requisitos:

a) Que las instalaciones de las cámaras o videocamaras deben ser útiles al fin deseado: prevención del vandalismo, de robos, etc.

b) Que no exista otra metología para obtener el fin deseado que sea más moderada o menos invasiva.

c) Que la medida de instalación de una cámara o videocámara debe aportar mas beneficios que inconvenientes a la comunidad.

 

Una vez cumplidos los tres requisitos, la Comunidad debe dar de alta el fichero ante la AEPD y preparar el correspondiente documento de seguridad, que debe cumplir los siguientes requisitos:

a) Crear las llamadas "zonas videovigiladas", que comprenden tanto espacios abiertos como cerrados, en los cuales deberán colocar los correspondientes carteles de tipo informativo.

b) Poner a disposición de los interesados impresos en los que se les informe de todos los extremos previstos en el artículo 5.1 de la LOPD.

c) Los derechos de acceso, rectificación y cancelación deberán ser ejercitados en la forma prevista en la ley.

d) Los datos de las filmaciones solamente podrán ser guardados por la Comunidad de Propietarios durante el plazo máximo de 1 mes, momento en que deberán borrarse todas las imagenes guardadas.

e) En lo que atañe a los principios de seguridad se establece la obligación de la Comunidad de Propietarios de adoptar aquellas medidas de índole técnica y organizativas necesarias que garanticen la seguridad de los datos y eviten su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado.

 

 

Tienda     Ir a la TIENDA

Medios

Introducción a los Sistemas de Vídeo Vigilancia